Visitas

HORARIO:

Actualmente, solo es visitable la fachada debido al estado ruinoso del interior del edificio. Visita libre.

Historia

DSC 0462

El Palacio de Clavería, del siglo XVI, desde el punto de vista histórico-artístico, es uno de los monumentos más importantes 

La villa de Aldea del Rey fue residencia de los frailes de la Orden de Calatrava, moradores del Convento de Calatrava hasde la Orden y Campo de Calatrava. Pese a ello, permanece inédito y, lamentablemente, en un estado crítico de abandono que apenas tiene precedentes, estando además destinado en la actualidad a fines que aumentan aún más su deterioro.

Por este motivo se construyó una casa encomienda conocida con el nombre de Palacio del Norte o Palacio de la Clavería, donde vivió el Cardenal  Infante.ta 1217, y separada por Felipe II de la Mesa 

El Palacio de Clavería, era el lugar de residencia del Clavero, cuarta dignidad de la Orden de Calatrava después del Comendador Mayor de Aragón; de aquí el nombre con que se conoce el monumento. Se construyó en Aldea del Rey porque las dignidades de la Orden, como la del Clavero, residían normalmente en los lugares  cuyos beneficios usufructuaban por ser inherentes a su cargo. El Clavero, como su nombre indica, tenía a su cargo la custodia de las llaves; era responsable de guardar y defender el castillo y convento mayor de la Orden, Calatrava la Nueva.Maestral dándole la Dignidad de Clavería. Su función era la guarda del Convento, cuando residían en ellos Maestres y los Caballeros de ahí el oficio de clavero.

escudosclaveria

El Palacio de Clavería, pese a su estado ruinoso, es un magnífico edificio de dos plantas, organizado en base a un patio central con columnas y soportales. En su fachada, construida de ladrillo y tapial con sillería en las esquinas, destaca especialmente la heráldica, situada sobre la puerta y balcón principal, que tiene paralelos en la de los muros de Santo Domingo de Almagro. Uno de los escudos laterales es de los Fernández de Córdoba, rama de los Condes de Cabra, y se distingue, entre otros motivos, por una cabeza de rey moro encadenada; el otro es de la casa de los Mendoza, con la inscripción “Ave María”. El escudo situado en la parte superior lleva la cruz de Calatrava y dos llaves o trabas; al ser símbolo del Maestre, está en el lugar más importante. Por todo ello, este Palacio debió fundarlo, en el siglo XVI, el Clavero D. Fernando Fernández de Córdoba y Mendoza, asimismo fundador de la Universidad de Almagro, a quien pertenece la heráldica anterior. El escudo central, con las insignias episcopales, debió pertenecer al Cardenal Infante D. Fernando de Austria, hijo del rey Felipe III.

Está construido sobre un zócalo de piedra caliza, y cerrado por muros de mampostería, aparejado con verdugadas de ladrillo y los ángulos de las esquinas van reforzados por fábrica de sillería perfectamente labrada.

El edificio muestra las proporciones y simetría propias de la arquitectura  renacentista. Su fachada, de dos plantas, se estructura en torno a la puerta principal, donde destaca el balcón de forja que se abre desde el Salón Principal. Sobre él y en un frontón triangular  coronado por tres pináculos de ladrillo aparecen cuatro escudos heráldicos, el central, de mayor volumen, son las armas del Cardenal Infante, y los otros tres pertenecen al Clavero Don Fernando Fernández de Córdoba y sus padres, el Conde de Cabra y su madre de la familia Mendoza y Luna, estos tres escudos posiblemente formaban una unidad, como indican los cortes de la piedra y posteriormente separados para colocar el escudo central.

Enmarcando la puerta y el balcón se adosan pilastras toscanas, de piedra en la puerta y ladrillo en el balcón. En el resto de la fachada, se abren tres ventanas y tres balcones a cada lado del cuerpo principal protegidos con rejas y antepechos de forja.

El interior se estructura mediante el eje axial y simétrico, propio del renacimiento, que enlaza la portada con el zaguán y el patio, convirtiéndose éste en el elemento organizador de las dependencias que se sitúan a su alrededor, las salas nobles eran de marcado carácter residencial y estaban cubiertas con cielos rasos con vigas de madera al aire. El patio consta de dos alturas, la baja con una  columnata toscana de piedra y zapatas en madera y la alta con un corredor, actualmente muy derruido. Al fondo del conjunto se encontraban las caballerizas, almacenes y bodega.

ATRAS

tienda-online     eventos2

 rutapasioncalatrava             QR-Droid

iphoneapp           mapaweb1

  fotos            contacto1




2014  -  Taller de Empleo Desarrollo Multimedia